Arquitectura de fachada en el Art Nouveau

Arquitectura de fachada en el Art Nouveau.

  • La arquitectura de esta época se la puede definir como de los casos “de fachada” ya que la distribución interior de los edificios seguía siendo similar a las construcciones anteriores al Art Nouveau.

Pero la decoración impulsora del Art Nouveau puede considerarse impulsora de una modificación de la estructura compositiva de la misma, aunque la planta de distribución anterior se mantiene con variantes.

El hallazgo lo constituyó el estilo abigarrado que se presenta inesperadamente en una reja, en los mascarones, las molduras, en las cerámicas coloreadas en paneles y frontales, en hierros forjados elaborados de una marquesina o de una puerta. muchas veces por las manos de artesanos anónimos, otras, como la puerta del Club Español por una empresa de fundición de Glasgow, Inglaterra y diseñada especialmente por el Arq. Catalán Francisco Roca i Simó.

Resulta difícil individualizar las tendencias del Art Nouveau. La mayor parte de las obras que siguen esta tendencia se ubican en el casco céntrico de Rosario, y realizadas entre 1904 y 1916, muchas por anónimos constructores.

En general la ornamentación se extiende arbitrariamente sobre el plano de fachada, respetando la modulación de paños, pero la gran excepción o una de las más destacadas es el club Español, en donde a fachada parece excavada como una roca, con relieves importantes y totalmente desarrollada en el estilo modernista. La inclusión de los vitraux de colores al exterior, ya está expresando una gran diferencia, por los colores y las escenas que representa, la fluides de la figura femenina y las transparencias. El hierro forjado tiene en este edificio un especial diseño, tanto en la puerta, como los balcones, las luminarias en distintas alturas y la marquesina.

Otras construcciones presentan conjuntos híbridos, como en la vivienda de Pte. Roca 455, tan fotografiada y admirada por su impronta sobre la línea de edificación. Elementos de hojas y flores trepando por la fachada, recorriendo las aberturas de dinteles redondeados, pero con elementos academicistas en los remates y en el balcón de notable movimiento. Así proliferaron las fachadas de diversos estilos, hasta llegar a los horribles “pastiches” a que recurrían los constructores para responder al deseo de los propietarios de diferenciarse de sus vecinos.

Edif Remonda Monserrat

La Europea