Arquitectura Invisible: Restaurant Fismuler, Madrid

  • Arquitectura Invisible de Madrid se encargó de dar vida al restaurante Fismuler en la capital española, en un semisótano de 420 mts cuadrados de más de cien años.

La estética facturada por Arquitectura Invisible y Alejandra Pombo es de paredes descarnadas, ladrillo visto, hormigón y acero, tuberías y cableado al aire y corriente industrial, pero la iluminación y la acústica cuentan que hay conocimiento y trabajo detrás de tanto minimalismo .

 

 

 

En síntesis la factura final del espacio es la no decoración. Como dicen los arquitectos “Arquitectura e interiorismo emocionante y saludable”.

El proyecto de diseño toma como ejes la sencillez, la austeridad y la naturalidad estableciendo así la geobiología y el feng shui como partida para relacionar los elementos originales existentes y la intervención de los nuevos. Muros, tabiques, molduras, revestimiento, muros de adobe y hasta el mobiliario se han reciclado para pasar de un lugar laberíntico a un espacio amplio y generoso, obteniendo luminosidad por sus nuevas ventanas.

 

 

 

 

 

 

 

Un elemento que destaca es su NObarra, una especie de mueble de apoyo abierto al público y haber logrado un recorrido por el local que invita a disfrutarlo así como su gastronomía

El proyecto recibió el Premio Metrópoli 2016 a la Mejor Decoración y Premio Plateselector Award 2016 al Mejor Diseño de restaurante de Madrid.

http://www.arquitecturainvisible.es/