Arquitectura minimalista del Siglo XXI: la desmaterialización

Arquitectura minimalista del Siglo XXI: la desmaterialización.

  • La nueva modalidad del  minimalismo es la desmaterialización, y consiste en la voluntad de los arquitectos de hacer invisible la construcción.

En los últimos años, el diseño de las fachadas y la integración de la construcción con su entorno son los campos de investigación y los medios expresivos que muestran los arquitectos actuales y que enriquecen el diseño minimalista. Tal es el caso de Herzog & De Meuron, Rem Koolhaas o Peter Zumthor, que utilizan materiales como la piedra basáltica, el cobre o el vidrio basáltico en las fachadas de sus edificios. Sus proyectos respresentan de manera fehaciente el lugar donde se instalan y tienen un especial cuidado por los detalles constructivos.

Los proyectos de Eduardo Souto de Moura y Álvaro Siza Vieira, entre otros, merecen una mención especial ya que sus obras reflejan una mayor abstracción en la composición de los espacios arquitectónicos. La geometría y la concepción de las edificaciones como verdaderas obras escultóricas las hace destacar, como también la precisión de los materiales y el detalle de los volúmenes.

Una de las corrientes actuales que caracteriza  la amplitud de modalidades minimalistas es la desmaterialización de la arquitectura, consistente en la voluntad de los arquitectos de hacer invisible la construcción. Arquitectos adscritos a esta tendencia son Jean Nouvel, Dominique Perrault o Toyo Ito, además de Rafael Moneo o Norman Foster aunque no son tan habituales dentro de esta tendencia.

En cambio el equipo de japoneses de SANAA lo dejó bien expresado en el Museo Louvre de Lens. Y Herzog & de Meuron tomó esa tendencia de la desmaterialización de la arquitectura en la ampliación de la Tate Gallery de Londres y el Gimnasio de Malle en Brasil.

 

Imágenes de Plataforma Arquitectura