Diseño para el “coworking”

Diseño para el “coworking”.

  • Ante la crisis económica o los comienzos de una actividad surge la necesidad de diseñar espacios para responder a una tendencia laboral colaborativa el “coworking“.

Tal vez no tenemos trabajo concreto, pero sí un proyecto   que podríamos llevar adelante para luego ejecutarlo. Las preguntas claves: ¿Cómo? ¿Dónde? No hay espacio ni dinero para alquilar un local. Pero surgió una forma de dar una solución: el espacio laboral al que se le dió el nombre de coworking. Es la gran oficina o coworking, allí podemos encontrar un grupo humano especializado en distintas disciplinas.  España es uno de los países con más espacios de coworking, dada las condiciones económicas existentes.

Ante la necesidad de reducir costos, el coworking se plantea como una solución inteligente. Además, el hecho de compartir espacio con profesionales afines permite que el resultado de los proyectos conjuntos y multidisciplinares pueda ser brillante ya que se  aprende de aquellos que tienen alguna experiencia. Y la complejidad de los proyectos, a su vez no dependen de una sola especialidad. En los espacios de “Coworking” está la posibilidad de reunir varias especialidades.

La privacidad se ve disminuida. El dinamismo de un lugar de cotrabajo (continuamente somos testigos de una forma más o menos activa de la presencia nuevos proyectos, nuevos profesionales y nuevas ideas) puede ser una ventaja o un lastre, dependiendo del tipo de trabajo que se desarrolle, así que esta forma de trabajo no es adecuada para todos los perfiles profesionales. Eso sí, no todos los espacios de cotrabajo son iguales; ni mucho menos, de hecho en el mundo del coworking podemos decir que “para gustos, nada está escrito”: los diseños para coworking se especializan en tipologías de profesiones, las características físicas y espaciales de los sitios de trabajo son variables, algunos están en antiguas fábricas y por tanto son de grandes dimensiones mientras que otros funcionan como oficinas abiertas mucho más sencillas. Algunas disponen de espacios complementarios como salas de reuniones, salas de relax, y hasta  patio y jardín…, Según las opciones que ofrezcan  en algunas hay lugar para  organizar eventos y se imparten cursos o talleres relacionados con el emprendimiento, la gestión del coworking u otros temas que versan sobre la innovación laboral.

Hay ciudades que ya tienen espacios destinados al “coworking” entre ellas, en Europa se destacan Londres y muchas ciudades de España. En Rosario y Buenos Aires hay también  emprendimientos de coworking. Por último todos estos espacios cuentan con la tecnología necesaria para montar una oficina, energía, aire acondicionado y calefacción, internet y telefonía. Equipamiento  general de mobiliario, espacio para secretarias, que son en realidad verdaderas organizadoras del lugar y de las salas de espera.

Te mostramos algunas imágenes de la página de Coworking Spain.